Departamental Destacados Economía Salud

Lima: La tierra hará brotar semillas y frutos de esperanzas

Hendy. Hendyvéta avei, dijeron y se llamaron, se juntaron a conversar. Participaron varios vecinos, y, tomando las medidas sanitarias, decidieron empezar a cultivar todo lo que se pueda, empezando por las hortalizas. La cuestión es enfrentar esta crisis de la pandemia y los problemas sociales y económicos que vienen. Así entendieron y se lanzaron a la chacra. Esto ocurre en Lima, un distrito en el Departamento de San Pedro.

Manos a la obra

Lucas ya tenía un proyecto desde hace tiempo, y esta era otra oportunidad, prestó un pedazo de tierras y así empezaron a trabajar. Se unieron Gregoria, Gabriel, Amelio, José, Walter, Patricio, Atilio, Amado, Nicolas, Gustavo y otros que iban llegando y empuñaron la tierra como bendiciendo a la madre y empezaron a surgir los surcos.

Lo primero, primero. Los primeros en sembrarse son hortalizas: rabanitos, pepinos, lechugas, zapallito, tomate, locotes y la lista sigue. Estos ya se pueden consumir dentro de un mes. El rabanito estará en un mes. Y las otras irán madurando.  La arveja y la Feijao también. El problema es la semilla, están muy caras.

Esta experiencia para enfrentar la crisis se inició en la Comunidad Karumbey II, un proyecto de huerta comunitaria. Estamos cultivando verduras, producción para no pasar mal este tiempo de desabastecimiento que puede producirse, a raíz del cierre de fronteras y otras medidas tomadas por la pandemia, dice Nicolás.

La huerta comunitaria es una primera medida. La gente se está acoplando. La cuestión es desarrollar un espíritu de solidaridad con nuestra gente.

 

Lucas Avalos. Ingeniero Agrónomo

Producir mucho para enfrentar la crisis

En realidad es necesaria una actividad, en realidad siempre fue necesaria, dice Lucas. Yo me dedico a esto. Pero para acelerar esta idea aporté un pedazo de tierra y algunas herramientas.

Esto va a servir para la alimentación y para el aprendizaje también, la gente va aprendiendo- haciendo, y creemos que puede tener un efecto multiplicador.

Lucas Avalos es Ingeniero agrónomo, trabaja muy de cerca con su hermano Gabriel, licenciado en “desarrollo rural y seguridad alimentaria”.

  • Tenemos un tractorcito para preparar la parcela, también se maneja para esparcir el abono y otras tareas más. Nos ayuda muchísimo.
  • ¿Qué recomendas a las familias?
  • Hay que cultivar hortalizas, de cultivo rápido, arvejas, complicado de conseguir la semilla, las empresas grandes tienen, pero es cara. El desafío más grande también es que nosotros mismos tenemos que cultivar y hacer para nuestras semillas.

Hasta hace poco tiempo, las mismas familias productoras hacían su propia semilla, de poroto, maíz, mandioca, arvejas, todo, pero desde hace unos años la tecnología fue sustituyendo esa práctica, hasta que apareció el virus y encontró desnudos a todos.

  • Aquí en el campo, ustedes tienen mejores alternativas para enfrentar la pandemia y los problemas sociales que vienen…
  • Los que vivimos en el campo viviremos mejor que la gente en ciudades. Hay que empezar a cultivar en las comunidades, y en las ciudades, llegar a sostenernos en la alimentación, y si es posible debe cultivarse también en las ciudades o, después, nos pueden comprar los productos.
  • ¿La gente confía en que esta podría ser una buena manera de enfrentar las crisis?
  • Hay gente que dice que esto no va a funcionar, que en tal comunidad no va a funcionar. Pero creo lo contrario y tengo experiencia. Además, la gente debe hacer un esfuerzo extraordinario ahora, porque no está ni estará buena la cosa, en poco tiempo.
  • ¿Cómo será que van a hacer cuando tienen que consumir?
  • Y no es complicado. Nos reunimos siempre, y para eso vamos a poner reglas claras. Y para todas las veces, por ejemplo, en un mes ya tendremos rabanito, unos 20 días después del rabanito va a madurar otro y así tenemos que organizarnos para consumir, tenemos que ver también un estilo de alimentación, hacer que todos los que estamos tengamos buena alimentación, si alguien no puede cultivar y necesita podemos venderles a bajo precio.

En Lima hay 33 comunidades. Si en cada comunidad se organizan y preparan una huerta comunitaria sería muy bueno. Así todos tendríamos alimentación variada y suficiente para enfrentar esta y otras crisis. Pero, además, las familias pueden también tener sus propias huertas en las casas y cultivar otros productos en espacios mas amplios. Y así, si se suman se va a tener unas 30 huertas comunitarias y con las individuales o familiares se podría llegar a unas cien huertas y cultivos, y esto se pone interesante. ¡Tuicháta la diferencia!

Y, no solo en las compañías se pueden tener huertas. En la ciudad, cada familia podría cultivar también. Si así fuera, la cosa será muy diferente. Y pensar así puede que del sueño se pase a una bella realidad.

Puede suceder que haya familias de la ciudad que no tengan verduras ni hortalizas, pero tendrían cerca de dónde comprar, de las huertas comunitarias o familiares que estarán muy cerca.

  • Lucas, ¿habrá forma de almacenar alimentos? Esto pensando en una vieja historia cuando un país iba a entrar en un tiempo de hambruna, entonces mediante un visionario, ese pueblo trabajó mucho y almacenó mucha cantidad de alimentos que sostuvo todo el pueblo. Es la historia de José en Egipto…
  • Es un buen punto. Eso ya tendría que tratarse a otro nivel, pero sería buenísima. Sería tener cámaras enfriadoras donde almacenar verduras, hortalizas, queso y otros productos. Y también en silos o recipientes menores, preparados para el efecto, se pueden guardar granos.
  • Sabes que la gente de las ciudades podría pasar peor durante y después de la pandemia, habrá problemas económicos, laborales, y, lo peor sin alimentos; quizás tenga que pensarse en habilitar una “carretera de alimentos”, entrando en acuerdo con organizaciones de las ciudades y los productores del campo, sin pasar por intermediarios.
  • Ese sería un paso más, y una buena manera de enfrentar la crisis. Pero también va a crear una nueva cultura, el del intercambio, el de la económica solidaria.

Nicolas Vera. Concejal Municipal

«En esta coyuntura tenemos re aprender a trabajar juntos»

En un grupo de whatsapp alguien dijo: la “huerta comunitaria” generalmente oparei, dijo alguien al ver la imagen de gente trabajando. ¿Por qué?, pregunta uno. Porque solo algunos trabajan para todos, responde.

  • Le doy la razón a Carlitos, responde Nicolas  Vera, sólo que en esta coyuntura la gente se ve más obliga buscar ventajas porque no va a ser nada fácil obtener alimentos. Por otro lado, tenemos que aprovechar para educarnos, con nuestra gente, porque unidos cualquier carga siempre es más liviana.

Según Nicolas, también docente, la economía y las relaciones campesinas fueron sustituyéndose, gran parte, por una economía capitalista, individualista y consumista. En realidad no solo la economía. Toda actividad humana está siendo asentada sobre una base capitalista. Asi está perdiéndose nuestra forma de ser, como campesino y como paraguayo. Ahora viene el virus y, de alguna manera, nos está exigiendo, de nuevo a reactivarnos, como cultura, como paraguayo, como seres humanos que trabaja juntos y en armonía con la naturaleza.

 

Al trabajo, juntos

Política-salud-educación- producción- seguridad-emergencia

El Intendente de Lima, Juan Manuel Avalos, acababa de llegar de una larga recorrida distribuyendo kits a las familias, están por completar unos 800 kits ya distribuidos, y van a conseguir más, dijo.

  • Juan Manuel: ¿hay alguna posibilidad de que la municipalidad pueda gestionar la construcción de almacenamientos de alimentos para el pueblo y la ciudad y así también ayudar a los productores de las huertas comunitarias y familiares?
  • Dentro de nuestra organización de emergencia tenemos planteado eso y podemos ver lo del almacenamiento.

Alguien, desde atrás recordó al Intendente, quien seguía sudando, que hay unos cuantos locales en Lima.

  • Si, es cierto. Tenemos un local de la municipalidad, podemos poner en mejores condiciones, además hay otro en San Isidro Labrador, la coordinadora campesina tiene otro, sí, hay como cuatro y podemos fortalecer estos mismos y construir otro, si es necesario.

Nicolas Vera, uno de los hijos de Medici Vera un gran campesino de las Ligas Agrarias es concejal municipal.

  • Nosotros hemos autorizado al Intendente para promover las huertas y toda forma de producción, especialmente para las familias más pobres. Y esto del almacenamiento también es una muy buena idea que vamos a estudiar. La cosa no va a estar bien, tenemos que atacar con fuerza, si no, podemos quedarnos por el camino y sabemos bien lo que puede suceder si nos quedamos por el camino sin pan, sin agua y sin aliento…

Un esfuerzo entre todos

Lucas Avalos, Gabriel Avalos, Amelio Arce, Jose Morínigo, Walter Franco, Patricio Caballero, Atilio Espinosa, Amado Álvarez, Nicolás Vera, Gregoria Sandoval, Gustavo Caballero y otros que fueron llegando, representando a sus familias, empezaron la tarea, ahora preparando el suelo, un sistema de regadío, abonando y… la huerta comunitaria ya se despliega a la vista.

Uno pone un pedazo de tierra, otros trabajan; uno pone el tractor y herramientas, otros buscan y ponen caños para el regadío; unos ponen conocimiento, otros la experiencia y… el trabajo inició. En 30 días se inaugurará ya comiendo rabanitos como primer fruto del trabajo conjunto.

Cada uno llevó su termo y la guampa para el terere. Algunos solo agua para sí. Aun trabajando respetaron las distancias. En cada instante tuvieron que sufrir el no sentarse juntos y tomar el terere, como es costumbre; pero, ya pronto volverán esas risas y los apretones de mano y el mate corriendo en la ronda. Las costumbres tan hermosas de nuestra gente, hoy palpita fuerte en los corazones. Ñande forza péa, cuando no nos pasamos la mano, pero es el esfuerzo que debe hacer cada uno y hay que cumplir con las medidas sanitarias. Además, el cultivo y los frutos compartidos serán la mejor forma de pasar la mano en el momento más necesitado.

1 Comentario

  • Gracias por hacer esta importante información.
    La fuerza de la solidaridad, del trabajar juntos, es la mejor barrera a los
    problemas que nos vienen.
    Gracias por recordarlo, por demostrarlo por animar a otros.
    Abrazo!! y buena cosecha!!

Leave a Comment